Home

Y llega un día en el que todo toca fondo. La pareja en la que has puesto todo tu ser, tus ilusiones, tus deseos, las ganas de hacerle sentir bien…decide darle placer a otra persona que no eres tú.
¿Por qué? Te preguntas. ¿Qué hice mal? ¿Qué no hice? ¿Qué no fué suficiente?
Nada
Ni hiciste nada mal. Ni fué insuficiente. Ni te dejó de querer. Ni siquiera necesitas que te siga queriendo. Pero eso lo entenderás dentro de un tiempo. Cuando la herida cicatrice.
Hace daño, sí. Pero no es el fin del mundo. Esas manos que te acariciaban ayer, hoy acarician a otra persona. La vida evoluciona. El mundo cambia. Nada es estático. Y, de seguro, una parte de tí estuvo presente allí. Ahora tu eres quién decide.
¿Te la juegas y pulsas el botón rojo o es game over?

image

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s