Home

Hace unas semanas murió Rosalía Mera, la “madre” de Inditex, y pudimos ver en las noticias “emotivo funeral” y cosas así que tocan la fibra sensible (hoy por hoy es lo que vende: las emociones). Cuando uno muere se le acercan personas a decirle lo buena/o que fué y es te calma el dolor momentaneamente. Al poco tiempo empiezas a oir cosas menos agradables.

Algunas magnolias han perdido recientemente a su madre y ante ese dolor innombrable que siente una hija/o no se puede hacer ni decir nada. Solo acompañar en el proceso. Algunas han podido decirles lo mucho que la querían, aotras no les ha dado tiiempo. Cada una de ellas a afrontado la perdida de diferente manera pero todas están pasando por los cinco pasos del duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

Al principio puedes sentir o decir cosas como: “No puedo creer lo que ha ocurrido”. Es probable que tengas problemas para reconocer que tu madre se ha ido para siempre. Puedes sentir como que estás pasando por algo, pero sin realmente experimentar la vida.

Te sientes enfadado porque tu madre se ha ido y no puedes traerla de vuelta. Puede ser que incluso te sientas enojado con tu madre por haber muerto. El sentimiento de pérdida de control sobre tu vida es una emoción común durante esta fase. Estás furiosa/o porque la vida es injusta.

Conéctate con Dios, el universo o cualquier poder superior que admitas. Pensarás: “Tal vez tengo que ser una buena persona para que Dios me quite esta pérdida”. Tratas de negociar la salida de tu pesar. Por ejemplo, podrías prometer a Dios que si él trae a tu madre de nuevo, dejas de fumar. En algún nivel, sabes que esto es irracional. Sin embargo, mantienes este secreto entre tú y el poder superior con la esperanza de que de alguna manera tus deseos se cumpla.

Cuando no sientes el deseo de aferrarte a tu ira y te das cuenta de que tus intentos de negociación son inútiles pasas a la segunda fase. Te sientes triste, lloroso y melancólico. Te aíslas de los demás. Esta fase es una reacción normal al dolor y no debes tratar de suprimirla o rechazarla.

Recuerda a tu madre de una manera que tenga sentido para ti. El paso final del duelo es la aceptación.  Tú aceptas la realidad de la pérdida de tu madre. Todavía puedes sentirte triste y enojado por mucho tiempo. Sin embargo, empiezas a reunirte con el resto del mundo y comienzas a reanudar las actividades normales.

Dicen que mi madre era muy buena, que ayudaba a la gente que otros despreciaban. En los más duros momentos ofrecía su mano y cuando todo se desmoronaba volvia a construir. Algunos decían que era una madre coraje y yo también lo pensaba pero mi recuerdo es otro. Ella siempre gritándome: “haz esto, haz aquello…”

La recuerdo gritando sin parar

La recuerdo gritando sin parar…
¡Es hora de levantarse… a almorzar!
Siguiendo de cerca nuestras rutinas de colegio o universidad
Aplastando nuestras cabezas con sus ideas de igualdad.

La recuerdo mas atrás del tiempo
Cuando la cocina me hacía limpiar
O me obligaba a cocinar
Tu arroz tostado es el mejor hijo perfecciónalo… me decía sin parar

La recuerdo contando sus hazañas de universidad
Donde por la igualdad de los derechos solía luchar
Y a mi ni a la esquina me dejaba pasear
Y en un abrazo intenso, un beso me solía dar diciendo algún día entenderás

La recuerdo cuando ya de grande me fui a la universidad
Y me valía de mi arroz tostado para nuevos amigos ganar
Cuando me aplaudían mis habilidades de autosuficiente
Solo en mi madre podía pensar …

La recuerdo luchando contra el Cáncer
Con una sonrisa en los labios y diciendo
¡Un comedor para los niños de la calle
En esta casa voy a inaugurar!

La recuerdo consintiendo a mi hijo
En medio de su terrible enfermedad
Siempre lo mimaba no importando el dolor
Que poco a poco la mataba

La recuerdo en su cama, cuando me decía…
Te encargo de nuestra familia la unidad
Esa es tu tarea ahora que me voy a marchar
Ayuda a tus hermanos y se fuerte ante la adversidad

La recuerdo cuando en su último paseo
Hacia el jardín donde seria su morada final
Sus niños de la calle viendo que la carroza se acercaba
Le empezaron a cantar…

La recuerdo mas ahora
que a mi me toca a mi hijo educar
Cuando le digo… debes aprender a barrer y a cocinar
Algún día irás tu solo a la universidad.

La recuerdo cuando pienso
Que algún día mi hijo se irá del hogar
Me toco el pecho
Y evito llorar

La recuerdo en el tiempo aun mas atrás
Cuando era un chiquillo y escuchaba las palabras
Mas tiernas en los brazos
De Mamá

Poema de Tu breve espacio.com

Imagen de Vaquera del espacio

 

About these ads

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s